Redes de trata de personas aprovechan necesidad de trabajo para engañar a las personas