Las Divas llegaron hasta Aserrí para hacer sus propios tamales