Acuerdo con FMI amenaza con regresar