Tensión en la frontera genera escasez de productos