Nuevos casos de pacientes con COVID-19 tardan más tiempo en recuperarse