Disminuye droga y celulares en centros penales por COVID-19