Preocupación y ansiedad podrían llevar al trasnocho por la cuarentena