A lo largo del año se han detectado 437 casos de los cuales 357 son privados de libertad y 80 funcionarios.