Divas pero Divinas: ¿Creen en las supersticiones?