Costa Rica es líder en materia de aguas residuales