En la última década, tres brotes de bacterias provocaron la muerte de 17 personas en Hospital San Juan de Dios