Investigan a mujer por vivir en casa de anciana que murió por Covid-19 Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Investigan a mujer por vivir en casa de anciana que murió por Covid-19

Se trata de una asistenta peruana que trabajó un mes y medio previo a la muerte de la víctima; habría realizado los trámites de cremación afirmando que la fallecida no tenía familia, pese a tener dos hijas.

| ESPECIAL

ESPECIAL.- Una mujer peruana es sospechosa de homicidio, estafa, hurto y apropiación indebida de la casa de una anciana a quien cuidaba antes de que se reportara su muerte en España, el cual fue consignada por posible coronavirus, lo que está generando un revuelo debido a que la asistente no habría revelado la información de que la paciente fallecida tenía dos hijas.

La víctima de la pandemia es identificada como Pilar, tenía 75 años, era viuda, vivía sola y un mes y medio previo a su muerte fue asistida por Rosa, una mujer de 33 años proveniente de Perú, quien llegó tras ser recomendada a las familiares de la fallecida.

La anciana falleció justo en los tiempos con mayores contagios de coronavirus en España. Según el relato de una funeraria, fue la asistenta quien los contacto y autorizó su cremación, afirmando que la mujer no tenía familia.

Actualmente, la asistenta se mantiene en la vivienda de la fallecida, durante este tiempo se encargó de registrar a su nombre los estados de cuenta de los suministros básicos del inmueble, ubicado en Madrid, mientras que las dos hijas de la mujer esperan que se retire, pero ella se ha negado a hacerlo.

Rosalina, una de las hijas, dijo a los medios locales que se sorprendió por la muerte de su madre.

Afirmó que un día antes se había contactado con ella y que se mantenía sin complicaciones, agregando que, cuando le reportaron sobre la muerte, ella no pudo ir debido a que también estaba aislada porque había dado positivo a Covid-19.

"Si tuviera dignidad se habría ido ya. La he ofrecido hasta 6 mil euros y la he ofrecido trabajo y un piso de alquiler y me contestó que si le daba 15 mil euros que igual se iba", dijo Juanjo, esposo de Roalina, a El Mundo.

La versión sobre el estado de salud de la mujer, previo a su muerte, también fue corroborada por algunos testigos y vecinos, quienes no la vieron con complicaciones graves.

Para la cremación de la mujer, la asistenta habría presentado los documentos de ella y de la víctima, para que se diera inicio al proceso, un hecho que genera indignación de la familia ya que las autopsias para esclarecer las causas de la muerte se ven dificultadas.

"Creemos que lo ha falsificado todo. Mi madre era muy desconfiada y no la creo capaz de firmar ese poder. Ni siquiera mi madre le dio las llaves de la casa cuando la contrató y siempre la abría la puerta. No sabemos cómo tenía las llaves de la casa y el motivo por el que se la encontró muerta", dijo Rosalía.

La ciudadana peruana se mantiene en la vivienda junto con dos menores de edad, dijo que en su país es costumbre que los cuidadores de una persona se queden en su casa una vez que ésta fallece.

La familia de la anciana recurrió a la empresa Desokupa, quienes están llevando el proceso de desalojo a la mujer y la denuncia por los supuestos delitos.


cog