Conoce la leyenda de los fantasmas del balneario “Los Rodríguez” (hoy Citadel) Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Conoce la leyenda de los fantasmas del balneario “Los Rodríguez” (hoy Citadel)

Fueron unas albercas muy conocidas por los regios, pero tras las muertes de menores el lugar cerró. La gente decía que un niño se aparecía por las noches pidiendo ayuda para localizar a sus padres.

| ESPECIAL

ESPECIAL.- Cuenta la leyenda que hace un par de décadas existía un famoso balneario llamado “Los Rodríguez”, lugar a donde decenas de familias regiomontanas acudían durante las vacaciones de Semana Santa y de verano para mitigar el calor.

Dicho centro recreativo estaba ubicado en los límites de los municipios de San Nicolás de los Garza y Apodaca, donde actualmente existe un centro comercial.

Aunque la mayoría de la gente que acudió al balneario guarda gratos recuerdos, hay muchas familias que sufrieron por la pérdida de un ser querido, pues muchos niños murieron ahogados en las distintas albercas, según relatan algunas historias del siglo pasado.

Se dice que el lugar tuvo que cerrar debido al alto número de menores fallecidos. De todas las historias hay una que se hizo más famosa y, por lo tanto, la más aterradora.

El relato dice que un día un niño se perdió en las albercas y se emprendió una búsqueda desesperada por parte de familiares, la cual se extendió por varios días, pero lamentablemente nunca lo encontraron, al principio las autoridades pensaron que se trataba de un rapto.

Tras este hecho, ya nada volvió a ser igual en el centro recreativo y comenzaron las historias de otros visitantes que aseguraban que mientras se encontraban en las piscinas sentían como unas manos comenzaban a agarrarlos con gran desesperación hasta llegar al punto de jalonearlos.

Otras personas aseguraban ver a un pequeño que decía encontrarse perdido y pedía ayuda para poder localizar a sus padres, pero en cuestión de segundos el niño desaparecía de manera inexplicable, provocando el pánico de quienes se lo topaban.

En tanto, los vigilantes del lugar relataban que por las noches se escuchaban los gritos de auxilio de un niño, pero al emprender la búsqueda para tratar de dar con el menor, este jamás fue encontrado.

Otra de las historias fue que un guardia y un paseante se toparon con el menor, quien les tomó de la mano y les pidió que lo acompañaran, pero tal fue la impresión de ambos que terminaron por desmayarse al ver el rostro del fantasma pues tenía un aspecto tenebroso.

También se decía que el cuerpo del pequeño sí había sido localizado en su momento por un salvavidas, pero que éste lo enterró ahí mismo en el balneario “Los Rodríguez” ante el temor de que fuera ser inculpado por el hecho.

Con el paso de los años las historias sobre este niño fantasma tomaron más y más fuerza entre la población, tanto así que hasta esta fecha es posible encontrar estos relatos en la web.

mvls