Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Oficina del Consumidor Financiero advierte que cobro de deudas puede convertirse en acoso

Prácticas acosadoras van desde constantes llamadas hasta el cobro a través de familiares.

Foto: Archivo

La gestión cobratoria de deudas pone en alerta a la Oficina del Consumidor Financiero (OCF), ya que se han observado prácticas acosadoras.

Según los datos, la OCF recibió 285 gestiones de acoso en el cobro durante el 2018, y en lo que lleva del presente año ya ha atendido 185 casos, donde el 75% corresponde a entidades que no son reguladas, tales como bufetes, financieras y oficinas que se dedican a la recuperación de carteras de crédito.

El acoso en la gestión cobratoria de las deudas se manifiesta de muy variadas formas:

- Llamadas constantes al deudor

- Mensajes acosadores e intimidantes para que el deudor pague

- Acoso por medio de mensajes de texto o correo

- Contactos al deudor por Whatsapp

- Contactos al deudor al lugar de trabajo, por medio de familiares o a medios de notificación que nunca dio

Aunque no existe normativa que establezca a partir de qué momento la gestión cobratoria de deudas sea catalogada como acosadora, la Oficina del Consumidor Financiero propuso un Protocolo de Buenas Prácticas en Servicios Financieros, donde se recomienda no realizar más de tres gestiones de cobro efectivas en un mismo día a deudores, codeudores y/o fiadores, y un máximo de diez gestiones a la semana, independientemente del canal utilizado.

“El derecho del acreedor de la cartera de crédito de realizar una efectiva gestión de cobro, no puede estar por encima del derecho a la intimidad y a otros derechos que tiene el consumidor tutelados a través de diversas normas, pronunciamientos e instancias”, explicó Danilo Montero, Director Ejecutivo de la OCF.