Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Conducir con su mascota le costaría una multa de más de ¢100 mil

Muchos conductores se preguntan cómo trasladar a su mascota en el automóvil y si andar con ella le puede ocasionar una multa.

Ante esa duda, las autoridades aclaran que "no hay indicaciones puntuales en la Ley de Tránsito respecto a cómo o dónde deben viajar, pero eso sí, se aclara que no pueden hacerlo en el asiento del conductor."

De esta forma, su perro, gato o hasta el hámster podrá viajar en el asiento trasero, en un cojín, en el piso del carro, o incluso, asomado por la ventana.

Sin embargo, como lo afirma el Director de la Policía de Tránsito, Mario Calderón, la ley establece que el conductor del vehículo no puede realizar ninguna actividad distinta a conducir, de ahí que es igualmente sancionable que utilice el celular a que lleve a su mascota sobre sus piernas.

Por medio de esta medida, se busca que los dueños no solo se eviten recibir una multa de hasta ¢103.679, sino que no se expongan a ser víctimas de un accidente, ya que sus mascotas pueden moverse bruscamente, morder, asustarse, intentar lanzarse por la ventana lo que ocasionaría una reacción involuntaria del conductor, como dolor, susto, sorpresa o deseo de proteger al animal y esto podría generar un incidente.

Otras recomendaciones

Como parte de los consejos que usted también debe tomar en cuenta si viaja con su mascota es procurar que el animal no saque mucho la cabeza por la ventana, pues esto puede provocar que se golpeé con un poste o contra otro carro que circule en sentido contrario.

También es importante que mantenga la ventana algo cerrada para que el perro se divierta sacando la cabeza, pero que no pueda saltar fuera del vehículo y lastimarse.

Otros consejos importantes para tomar en cuenta son no dejarlos encerrados en el carro si va a salir, pues pueden asfixiarse, asimismo, si viaja con su mascota en el cajón del auto, sujételo adecuadamente con una correa para que no salte, pero que no sea tan larga que pueda brincar y quedar colgando.