Aumentan sentencia para padres que le quitaron la vida a su hijo enfermo Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Aumentan sentencia para padres que le quitaron la vida a su hijo enfermo

El Tribunal Penal de Alajuela había condenado a la pareja a 20 años de prisión, cada uno. Sin embargo, el Ministerio Público interpuso un recurso de apelación, al considerar que la pena debía ser mayor.

Foto: Poder Judicial

ALAJUELA.- La Fiscalía Adjunta de Atención de Hechos de Violencia en perjuicio de Niñas, Niños y Adolescentes (FANNA) y la Fiscalía Adjunta de Alajuela lograron que se aumentara en 10 años la sentencia impuesta en contra de Juan Francisco Centeno Mercado y María Isabel González Vado, a quienes se les culpó del homicidio de su hijo en junio del 2020.

El Tribunal Penal de Alajuela había condenado a la pareja a 20 años de prisión, cada uno. Sin embargo, el Ministerio Público interpuso un recurso de apelación, al considerar que la pena debía ser mayor.

Es así como en el Tribunal de Apelación de Sentencia de San Ramón ordenó que se realizara un juicio de reenvío, para que se discutiera ​únicamente lo relacionado con el monto de la pena.

Por tanto, el Tribunal Penal de Alajuela acogió la petición fiscal y aumentó la condena, sentenciando a cada uno de los imputados a 30 años de prisión.

La Fiscalía demostró que, para el momento de los hechos, el ofendido tenía 16 años de edad y vivía con sus padres, en La Guácima.

La víctima había nacido con microcefalia, parálisis cerebral infantil y epilepsia, enfermedades que le impedían comunicarse, moverse y realizar cualquier actividad por sí sola.

Además, debía recibir medicación y atención médica de manera regular.

Por su parte, el Ministerio Público acreditó que los imputados obviaron su responsabilidad parental y sometieron al ofendido a un abandono total, omitiendo todo cuidado de salud, higiene y alimentación.

La pieza acusatoria permitió acreditar que, producto a la actuación de la pareja, el 25 de mayo del 2019, el joven falleció a raíz del síndrome del menor agredido.

El caso fue tramitado bajo el expediente 19-002574-0057-PE.