Tortuga  salva a su especie luego de tener demasiado sexo Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Tortuga salva a su especie luego de tener demasiado sexo

Durante los últimos años se ha convertido en un símbolo de la conservación de Galápagos, pues se estima que aproximadamente el 40% de las tortugas repatriadas a la isla Española son sus descendientes.

Diego, es la tortuga que salvó a su especie en peligro de extinción y quien regresará a la isla Española, en Galápagos.

Su retorno, el próximo marzo, se da luego del cierre del programa de reproducción en cautiverio de la especie Chelonoidis hoodensis, ante la evidente recuperación de las condiciones del hábitat y de la población de tortugas.

“Además de la recuperación de la población de tortugas gigantes, que pasó de 15 a 2000 gracias a este programa, las acciones de manejo implementadas para la restauración ecológica de la isla, como la erradicación de especies introducidas y la regeneración de cactus a través del proyecto Galápagos Verde 2050, han ayudado para que actualmente los ecosistemas de la isla tengan condiciones adecuadas para sostener a la creciente población de tortugas” añadió el Director del Parque Nacional Galápagos, Jorge Carrión.

El cierre del programa de reproducción en cautiverio de la especie de tortuga de la isla Española, incluye la devolución de los 15 adultos reproductores (12 hembras y 3 machos) únicos originalmente encontrados en la isla, que han permitido la repatriación de tortugas a su hábitat natural desde la apertura del programa a mediados de la década del 60.

En este grupo también se encuentra el famoso Diego, el macho que vivió 30 años en el zoológico de San Diego, Estados Unidos, antes de ser reclutado para contribuir al programa de reproducción en cautiverio.

Diego, quien supera los cien años de edad, volverá a su isla de origen casi 8 décadas después de haber sido extraído. Durante los últimos años se ha convertido en un símbolo de la conservación de Galápagos, pues se estima que aproximadamente el 40% de las tortugas repatriadas a la isla Española son sus descendientes.