Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

'Son la peor pesadilla de todos los padres', reo confiesa que asesinó a pedófilos dentro de una prisión

El reo relató que el primer ataque ocurrió después que se enfureció porque uno de los agresores sexuales estaba viendo un programa de televisión para niños.

Un reo de California que cumple cadena perpetua por asesinato confesó en una carta que golpeó a muerte a dos abusadores de menores con el bastón de otro interno horas después de que un consejero de la prisión ignorara su advertencia urgente de que podría volverse violento.

En una carta al Grupo de Noticias del Área de la Bahía , Jonathan Watson, de 41 años, dijo que golpeó a ambos hombres en la cabeza el 16 de enero en el Centro de Tratamiento de Abuso de Sustancias de California y la Prisión Estatal en la pequeña ciudad de Corcoran, en el centro de California.

LOS ATAQUES

El primer ataque ocurrió después de que Watson se enfureció porque uno de los delincuentes sexuales estaba viendo un programa de televisión para niños, informó el jueves el East Bay Times.

El prisionero David Bobb, de 48 años, murió ese día. Graham De Luis-Conti, de 62 años, murió tres días después en un hospital. Ambos cumplían cadena perpetua por agresión sexual agravada de un niño menor de 14 años.

Días antes del ataque, Watson dijo que su clasificación de seguridad cambió y fue transferido de una celda de una sola persona a otra de menor seguridad en las instalaciones de Central Valley. Watson calificó el cambio como un error "descuidado".

Watson, quien está cumpliendo cadena perpetua por una condena por asesinato en 2009, escribió que seis días después de llegar a la prisión, un abusador de menores se mudó a las instalaciones. Watson creía que el hombre comenzó a burlarse de otros reclusos al ver la programación de televisión para niños.

"No podía dormir sin haber hecho lo que todos los instintos me decían que debía hacer en ese momento", escribió Watson.

LA ADVERTENCIA

Dos horas antes de los ataques al día siguiente, Watson le dijo a un consejero de la prisión que necesitaba que lo transfirieran urgentemente a un nivel de seguridad superior "antes de que yo realmente diera una paliza a uno de estos tipos", pero el consejero "se burló y lo ignoró". , dice la carta.

Al regresar a su celda, Watson arremetió contra Bobb al darse cuenta de que estaba viendo programas de televisión para niños, y le preguntó “¿Realmente vas a ver esto delante de nosotros?”, luego tomó un bastón y lo mató a golpes.

Cuando se dirigía a buscar a un custodio para entregarse se encontró a Graham, quien estaba preso por tráfico de menores, y sin pensarlo acabó con su vida tal y como lo hizo con Bobb.

Watson dijo que luego le dijo a un guardia, que no le creyó "hasta que miró a la vuelta de la esquina y vio el desastre que había dejado en el área del dormitorio", escribió Watson.

Es la segunda vez este año que se afirman que las decisiones de los funcionarios correccionales de California condujeron a un homicidio. La familia de Rodney DeLong presentó una demanda federal el mes pasado alegando que los funcionarios de la Prisión Estatal de High Desert estaban equivocados al colocar a DeLong en una celda con un miembro de la Hermandad Aria ya acusado de matar a otro preso. La demanda dice que DeLong figuraba en los registros de la prisión como un "enemigo" de la Hermandad Aria y fue apuñalado hasta media hora después de ser ingresado en la celda.

La carta de Watson llegó en respuesta a una solicitud del periódico para una entrevista telefónica, pero Watson dijo que solo se le permite comunicarse por escrito.

Señaló que se declaró culpable por los asesinatos de los dos pedófilos, y advirtió que lo volverá a hacer cuando tenga a uno cerca.

"Estoy en una posición única donde a veces tengo acceso a estas personas y tengo muy poco que perder", escribió Watson. "Y confía en mí, lo entendemos, estas personas son la peor pesadilla de todos los padres".