Revelan causa de muerte del atacante de Texas Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Revelan causa de muerte del atacante de Texas

Una de las mayores masacres en la historia reciente de este estado, dejó como saldo 26 fallecidos.

La pesadilla del tirador solitario volvió a llenar de miedo a Estados Unidos, esta ocasión en Texas.

Durante la mañana del domingo, todo parecía transcurrir con la normalidad de siempre, mientras uno de sus habitantes se preparaba para sumir en el terror a todo el pueblo y el lugar menos pensado; una iglesia.

Un sujeto, que horas después fue identificado como Devin Patrick Kelley, entró en una iglesia baptista de Sutherland Springs, una pequeña localidad rural de Texas, de menos de 400 habitantes y abrió fuego contra los feligreses que acudían al templo, matando a 26 personas de entre cinco y 72 años.

Los motivos inicialmente eran dudosos, ¿religión, odio racial, terrorismo, política? ninguno de estos parece ser el principal incentivo de este terrible hecho. Los investigadores apuntan más bien a un conflicto que el atacante tenía con los padres de su pareja, quienes acudían habitualmente a la iglesia, pero este domingo no estaban allí.

"Había un problema doméstico con sus familiares políticos", explicó hoy en conferencia de prensa Freeman Martin, del Departamento de Seguridad Pública de Texas. La suegra de Kelley añadió que había recibido "mensajes de texto amenazadores" de su yerno.

Durante el 2012 a Kelley, quien fue soldado de la Fuerza Aérea, lo expulsaron del ejército luego de ser sometido a un juicio militar por maltratar a su mujer y su hijo.

Tras cometer la masacre el tirador buscó salir de la iglesia, pero gracias a la astucia de un vecino de la localidad que lo persiguió y disparó con su rifle, no continuó con el delito. Kelley resultó herido, y al subir a la furgoneta en la que viajaba soltó su fusil de asalto, quedando armado aún con dos pistolas. Pero el hombre que lo enfrentó no se quedó ahí y pidió ayuda a otro para perseguir al atacante. Luego de 15 minutos de ir tras el homicida se salió de la carretera y se estrelló.

“Si alguien de los que estaba en misa hubiera llevado un arma habría impedido que el asesino siguiera matando...”, Yosie Martínez, de 47, le replicó; “Albino, ¿pero quién va a ir con una pistola a misa?”.
Vecinos de Sutherland Springs, Texas.

Según dio a conocer este lunes la policía, además de la herida que le provocó el vecino, contaba con otra herida que se pudo infringir él mismo y que fue la que le dio muerte, por lo que lo tratan como un aparente suicidio.

Esta tragedia se convirtió en la quinta masacre con armas de fuego con más muertos en la historia de Estados Unidos y deja de nuevo el debate en torno a la regulación en el acceso de civiles a las armas de fuego.