Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Niño se rapa para apoyar a su amigo con cáncer

El pequeño de siete años dijo que se sentía triste al ver a su amigo sin cabello, por lo que se rapó para que él no fuera el único con ese aspecto en la clase.

Un niño de siete años se rapó con el objetivo de que su compañero de clase, quien fue diagnosticado con leucemia, no fuera el único en la escuela sin pelo. El pequeño aseguró que se sentía triste al ver a su amigo sin cabello y no quería que se sintiera solo.

“Cuando Tommy-Lee no tenía cabello me sentía triste y no quería que se sintiera solo. Le quería ayudar ya que tenía cáncer y quería que el cáncer se fuera. Me rapé para que pudiéramos ser calvos juntos”, explicó el menor en entrevista para el medio local Leicester Mercuty.

Todo comenzó cuando a Tommy-Lee Hetheringtong, de la ciudad de Anstey, le fue diagnosticada leucemia. Tras perder su pelo por el tratamiento contra su enfermedad, su compañero de la escuela, Olly Spencer, decidió raparse para que no se sintiera solo.

"Llegué a casa y le pregunté a mamá si podía raparme la cabeza, así Tommy-Lee no sería el único niño sin pelo en la escuela”, dijo Olly, quien además recaudó aproximadamente 1400 euros (el equivalente a 30 mil 22 pesos) para la organización benéfica que ayuda a otros jóvenes enfermos en Leicester.

Por su parte, la madre de Tommy-Lee aseguró que el proceso de su hijo para combatir la leucemia ha sido duro; sin embargo su pequeño se ha tomado todo “con calma”. Asimismo comentó que Olly, el ahora mejor amigo de Tommy, es un “muchacho sensacional (...) Hacer todo eso fue algo increíble, estoy muy orgullosa de Olly”.