Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Mujer denuncia que American Airlines la obligó a cubrirse debido a su "inadecuada vestimenta"

La aerolínea se disculpó con la pasajera.

La estadounidense Latisha Rowe comentó que el pasado 30 de junio viajó junto a su hijo de Kingston, Jamaica, hacia Miami en un vuelo de American Airlines. Sin embargo, pasó un mal rato al ser amenazada por los empleados de la aerolínea a ser retirada del vuelo debido a su ropa.

El abogado de la doctora Rowe comentó que le advirtieron que no podía viajar con la vestimenta que llevaba: un pantalón corto y un top, porque enseñaba los muslos y los brazos. Como ella no tenía ningún tipo de abrigo, le dieron una manta para que se tapara.

"Así iba vestida cuando American Airlines me pidió que bajara del avión para hablar. Me pidieron que me ‘cubriera'. Cuando me puse a defender mi vestimenta, me amenazaron con no volver al vuelo a no ser que cruzara el pasillo tapada con una manta", compartió Latisha Rowe en su Twitter.

Más allá de la vestimenta, la mujer destacó que las afroamericanas aún se enfrentan a muchos prejuicios: "Somos más observadas por ser negras. Nuestros cuerpos están demasiado sexualizados como mujeres y debemos adaptarnos para que todos a nuestro alrededor se sientan cómodos. He visto mujeres blancas a bordo de un avión con pantalones mucho más cortos”, añadió en otro tuit.

Por otro lado, American Airlines le solicitó disculpas a la afectada.

"Estábamos muy preocupados por los comentarios de la Dra. Rowe y nos pusimos en contacto con ella y con nuestro equipo del aeropuerto de Kingston para recopilar más información sobre lo ocurrido. Pedimos disculpas a la Dra. Rowe y a su hijo por la mala experiencia y le hemos reembolsado el dinero del vuelo. Estamos orgullosos de servir a clientes de todos los orígenes y estamos comprometidos con proporcionar un viaje positivo y seguro a todos los que vuelan con nosotros", señaló Shannon Gilson, portavoz de la aerolínea.

Aún así, Latisha está contemplando demandar a la compañía por la humillación que sintió, así como la vergüenza que sufrió su hijo.