India contratará a médicos militares retirados para combatir el COVID Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

India contratará a cientos de médicos militares retirados para combatir el Covid-19

Los casos de COVID-19 y las muertes han batido récords dos de cada tres días. El domingo, por segunda jornada consecutiva, hubo más de 4 mil muertes.

MUMBAI. - Ante el colapso del sistema de salud en la India por el aumento desmedido de contagios y muertes por Covid-19, el gobierno de aquel país contratará a cientos de antiguos médicos del Ejército para ayudar en el combate contra la enfermedad, informó el Ministerio de Defensa.

Se espera que unos 400 oficiales médicos sean contratados durante un máximo de 11 meses, dijo el ministerio en un comunicado de prensa, añadiendo que otros doctores de defensa también han sido reclutados para realizar consultas en línea.

Los casos de COVID-19 y las muertes han batido récords dos de cada tres días. El domingo, por segunda jornada consecutiva, hubo más de 4 mil muertes.

Muchos estados indios han impuesto estrictas medidas de cierre durante el último mes, mientras que otros han anunciado restricciones a la circulación pública y han cerrado cines, restaurantes, pubs y centros comerciales.

Pero aumenta la presión sobre el primer ministro Narendra Modi para que anuncie un confinamiento de todo el país, como hizo durante la primera oleada del año pasado.

La Asociación Médica de la India (IMA) pidió un cierre "completo, bien planificado y anunciado con antelación" en lugar de toques de queda nocturnos "esporádicos" y restricciones impuestas por los estados durante algunos días.

"La IMA está asombrada de ver el extremo letargo y las acciones inapropiadas del Ministerio de Salud para combatir la angustiosa crisis nacida de la devastadora segunda ola de la pandemia de COVID-19", dijo en un comunicado el sábado.

Modi está luchando contra las críticas por permitir grandes concentraciones en un festival religioso y celebrar grandes mítines electorales durante los últimos dos meses, pese a que los casos de COVID-19 estaban aumentando.

Debido a la grave escasez de oxígeno y de camas en muchos hospitales y al desbordamiento de los depósitos de cadáveres y crematorios, los expertos afirman que las cifras reales de casos y muertes por COVID-19 podrían ser mucho más elevadas que las comunicadas.

El país que produce más vacunas en el mundo ha inmunizado completamente a poco más de 34,3 millones de personas, o sólo el 2,5 por ciento, de los mil 350 millones de habitantes, según datos del portal Co-WIN del gobierno.

Ayuda ha llegado de varias partes del mundo en forma de bombonas y concentradores de oxígeno, ventiladores y otros equipos médicos.