Desestiman cargo de extorsión contra líder de La Luz del Mundo   Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Desestiman cargo de extorsión contra líder de La Luz del Mundo  

La fiscalía de California al parecer no logró demostrar que Naasón Joaquín García extorsionó a las supuestas víctimas para lograr favores sexuales.

| Reuters

ESTADOS UNIDOS. - Alegando que no había pruebas suficientes, un juez estadounidense desestimó los cargos de extorsión contra Naasón Joaquín García, líder de la iglesia La Luz del Mundo, aunque mantuvo las acusaciones de violación de menores y tráfico de personas.

La fiscalía de California no logró demostrar que el autoproclamado apóstol de La Luz del Mundo extorsionó a las supuestas víctimas para lograr favores sexuales amenazándolas con deshonrarlas, aseveró el juez del Tribunal Supremo Stephen A. Marcus en su fallo, según Los Angeles Times.

García se ha declarado no culpable de decenas de delitos graves, incluyendo violación de un menor. El magistrado rechazó también el argumento de que los actos causaron graves lesiones corporales, por falta de evidencias, añadió el diario estadunidense.

“La decisión de hoy demuestra, como siempre hemos dicho, que el apóstol es inocente y su inocencia será demostrada judicialmente en el curso del juicio”, afirmó la iglesia en un comunicado.

El juez se negó sin embargo a desestimar el caso en su totalidad. García y las otras dos acusadas, Susana Medina Oaxaca y Alondra Ocampo, cometieron abusos, “usando la religión como grilletes invisibles”, afirmó el juez, según el Times.

“Utilizaron el hecho de que esas jóvenes fueron miembros de la iglesia durante toda su vida, y que sus familias eran miembros de la iglesia”, afirmó.

“Creyeron que García era el apóstol de Dios y que tenían que obedecer sus deseos. ¿Por qué otro motivo estas chicas habrían mantenido actividades sexuales con García?”.

García fue detenido en 2019 y sigue encarcelado con una fianza de 90 millones de dólares. Es el líder espiritual de La Luz del Mundo, una iglesia evangélica cristiana fundada por su abuelo con sede en Guadalajara, México, que dice tener 5 millones de seguidores en todo el mundo.

La fiscalía sostiene que los tres acusados cometieron delitos sexuales y produjeron pornografía infantil con cinco mujeres y niñas que formaban parte de la iglesia. Los presuntos delitos ocurrieron entre 2015 y 2018 en el condado de Los Ángeles, según las autoridades.

Ocampo se declaró culpable el mes pasado de tres delitos de contacto con un menor para un delito sexual y de uno de penetración forzosa con cuatro supuestas víctimas, según reportó el Times.

cog