Se despiden el Príncipe Enrique y su esposa Meghan de sus roles en la realeza británica Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Se despiden el Príncipe Enrique y su esposa Meghan de sus roles en la realeza británica

Ya no podrán usar la palabra 'real' en su marca o llevar a cabo deberes oficiales y han acordado no utilizar la denominación de Su Alteza Real.

El príncipe Enrique y su esposa estadounidense Meghan publicaron el lunes su último mensaje como miembros activos de la familia real británica, antes de embarcarse oficialmente en nuevas carreras sin su denominación de "altezas reales".

Enrique y Meghan sorprendieron a la reina Isabel y a otros miembros de los Windsor en enero cuando anunciaron sus planes de retirarse de sus tareas reales. Un acuerdo alcanzado más tarde con la reina de 93 años incluyó que la pareja comenzara una nueva vida a partir de abril.

A partir del miércoles, la pareja, el duque y la duquesa de Sussex, serán libres de perseguir nuevas carreras, ganar su propio dinero y pasar la mayor parte del tiempo en América del Norte.

Pero ya no podrán usar la palabra "real" en su marca o llevar a cabo deberes oficiales y han acordado no utilizar la denominación de Su Alteza Real.

Enrique, de 35 años, nieto de la reina Isabel y sexto en la línea de sucesión al trono, seguirá siendo un príncipe pero renunciará a sus nombramientos militares.

"Aunque es posible que no nos vean aquí, el trabajo continúa", dijo la pareja en su último mensaje a sus más de 11 millones de seguidores de su cuenta de Instagram sussexroyal. "Ansiamos volver a conectarnos con ustedes pronto. ¡Han sido geniales! Hasta entonces, por favor cuídense mucho y cuiden a los demás".

La pareja ahora se centrará en su familia durante los próximos meses mientras desarrolla su futura organización sin fines de lucro, dijo un comunicado de su oficina.

"El Duque y la Duquesa de Sussex preferirían que en las próximas semanas y meses, el foco siga estando en la respuesta global al Covid-19", agregó.

Su última aparición pública fue a principios de marzo, cuando se unieron a otros miembros de la familia real en el servicio por Día anual de la Commenwealth en Londres.