Perdí todo: Asegura Laura León que se volvió soberbia tras la fama Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Perdí todo: Asegura Laura León que se volvió soberbia tras la fama

La actriz y cantante narra un momento oscuro en su pasado y destaca que nunca ha recibido nada de los hombres.

La actriz y cantante reveló que perdió todo, incluso, la casa de Miami, y aclaró que nunca ha recibido nada de ningún hombre. | Instagram @LauraLeonTV

ESPECIAL.- Laura León, mejor conocida como "La Tesorito", reconoció que la fama le llevó a tener problemas, pues dijo que se volvió "soberbia" durante una época de su carrera. Durante una entrevista para el programa Con Permiso, y fiel a su estilo, aseguró que nunca ha tenido problemas con otras figuras del espectáculo, pero que vivió complicados momentos por este sentimiento de superioridad.

"Después con el tiempo dices: 'Gracias Diosito'. Porque a mí me agarró una soberbia muy fuerte (...) Loca era poco, déjenla, por favor se lo suplico. Me fui a Miami, me compré cosas allá y todo. Me compré una casa muy bonita en Miami, preciosa", dijo.

Contó que en una ocasión visitó a unos amigos que residían en una isla de Miami, un exclusivo vecindario repleto de celebridades y magnates.

"Todo, lo tenía, todo, para que vean lo que es la soberbia desgraciada. Cuidado con esa y, entonces, fui a ver a mis amiguitos que vivían en Star Island y se habían mandado a comprar unos pisos de Italia, ala de mosca se llamaban los pisos", relató.

Mencionó que le gustó tanto ese tipo de piso que pidió se lo pusieran en su lujosa casa de Miami.

"Yo: 'No, ya que me quiten estos pisos, por favor. Yo quiero esos', se compraron una cocina que casi hablaba la desgraciada, cocinaba y todo. No sé prender el celular y ya quería la cocina, no sé hacer un huevo estrellado, pero eso sí la cocina a todo lo que daba", relató.

Finalmente, la actriz reveló que perdió todo, incluso, la casa de Miami, y aclaró que nunca ha recibido nada de ningún hombre.

"Empecé a hacer tonterías (...) Perdí todo y luego lo recuperé. Eso sí que no, nunca le aflojen nada a los hombres, el tesoro sí lo pueden aflojar, pero despacito, suavecito, recuérdenlo", dijo.