Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Padre de la venezolana desaparecida se encuentra en Costa Rica para medicina forense

Con análisis de sangre se sabrá si es el cuerpo de su hija.

Foto / Archivo

Indescriptible es la angustia que vive la familia venezolana tras la desaparición de Carla Stefaniak, cuando disfrutaba de una viaje en el país en conjunto de su cuñada. Pero lo lamentable es que desde el 27 de Noviembre aproximadamente a las 8:00 p.m perdió contacto con sus familiares. Desde ahí no saben nada de su paradero.

Su padre Carlos Caicedo y su hermano han viajado desde Miami hasta Costa Rica para dar con el paradero de Carla Stefaniak. Desde la mañana se encuentra en Medicatura Forerence, para que le realizaran las pruebas de sangre correspondiente y así determinar si el cuerpo encontrado es el de su hija.

“Yo estoy esperanzado de que el cuerpo encontrado no sea el de mi hija aunque haya sido localizado en los alrededores de donde ella desapareció”

Este martes, en horas de la tarde el padre en conjunto del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) recibirá la noticia, si pertenece a Carla el cuerpo de una mujer encontrado a 200 metros de distancia, en un terreno aledaño al hostel arrendado en Airbnb ubicado en San Antonio de Escazú, donde la turista se había hospedado para pasar la última noche en el país.

El padre, quien recibió un permiso especial del gobierno estadounidense, dijo a la prensa norteamericana que tenían dudas sobre el cuerpo localizado, pues la información que tenían hasta ese momento señalaba que estaba en un avanzado estado de descomposición.

"Si me estás oyendo, te queremos mucho, te amamos con nuestro corazón y lo sabes. Vuelve a casa", expresaron.

Es importante recalcar que el OIJ confirmó que no pudo confirmar los restos encontrados en escazú, por lo que decidieron postergarlo para este martes 4 de diciembre, también enfatizaron que se hizo una revisión que hicimos con equipo especializado y canes (perros) para ese efecto, lo cual los resultados de flujos biologicos dentro del apartamento fueron positivos.

Carla Stefanik / Manuel Antonio