Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Más de 500 personas fueron atendidas en albergues por lluvias

Autoridades declararon Alerta Roja en varios cantones de la provincia de Guanacaste.

San José, 17 de octubre de 2018.- Un informe del Instituto Meteorológico Nacional (IMN) indica que el paso de la onda tropical No. 42 aumentará las lluvias en varias regiones del territorio nacional.

Según el informe existen acumulados cercanos a los 100 mm en el Pacífico Norte, 174 mm en Santa Cruz y acumulados de 100 mm nuevamente en Parrita.

Siendo así, la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) modificó los estados de alertas, declarando Alerta Roja para los distritos de Lepanto, Paquera y Cóbano en el cantón de Puntarenas; y Nicoya, Nandayure, Hojancha, Carrillo y Santa Cruz de la provincia de Guanacaste.

Por otra parte, se amplió la Alerta Amarilla para el Valle Central, Zona Norte, y cantón de Sarapiquí; así como el Pacífico Central y Pacífico Sur. Para el Pacífico Norte en los cantones de La Cruz, Liberia, Bagaces, Cañas, Abangares y Tilarán.

Debido a las fuertes lluvias, se contabilizan aproximadamente 193 comunidades que han sido atendidas por los Comités Municipales de Emergencia (CME), lo que ha generado un repunte en la habilitación de albergue temporales para la asistencia humanitaria de las familias afectadas.

Ante esto se han habilitado han habilitado 18 albergues para la atención de aproximadamente 557 personas que tuvieron alguna afectación y se encuentran en condición de vulnerabilidad.

Como parte de la asistencia que se está brindando y siendo una de las zonas más afectadas, la provincia de Guanacaste mantiene 12 albergues habilitados y sólo en esa región se atienden a 506 personas.

Los demás albergues están distribuidos entre la provincia de Puntarenas y la de Cartago en donde se atienden a 12 familias con alimentos, cobijas y alojamiento.

Por motivo de las fuertes lluvias que se seguirán presentado, la CNE hace un llamado a la población, principalmente a la que habita en las zonas declaradas en alertas, a mantener precaución y estar vigilantes por las posibles inundaciones que se puedan presentar por saturación de alcantarillado, o ante el aumento del caudal en ríos y quebradas.