Caos y desorden en el velorio de Maradona en Argentina Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Caos y desorden en el velorio de Maradona en Argentina

Policía se vio forzado a utilizar balas de goma para tratar de controlar la situación en Casa Rosada.

Una multitud de personas despedía el jueves a Diego Armando Maradona en una jornada marcada por el desconsuelo y también por la violencia de decenas de fanáticos que intentaron ingresar al Palacio de Gobierno, donde se vela el cuerpo del mayor ídolo argentino del fútbol.

Los enfrentamientos comenzaron luego de que los agentes policiales cerraron una de las avenidas que conducen a la Casa Rosada, en cuyo vestíbulo principal yace el féretro con el cuerpo de Maradona.

Varios hinchas indignados al no poder avanzar para llegar al velatorio tiraron piedras y otras objetos a la policía, que respondió con balas de goma.

Los incidentes ocurrieron dos horas antes del final del velatorio, previsto a las 16 horas locales (1900 GMT), repitiendo escenas de violencia vividas en la madrugada, cuando admiradores de Maradona intentaron apurar su ingreso al recinto oficial.

A primera hora, los agentes pudieron contener los desbordes y ordenaron las filas de quienes iban ingresando a la casa de gobierno, que llevaban mascarillas debido a la pandemia del coronavirus pero apenas guardaban el distanciamiento necesario.

No obstante, debido al desorden, tuvieron que suspender en Argentina el velatorio de Maradona tras los enfrentamientos entre las autoridades y los hinchadas.

El capitán de la selección que se consagró campeona en el Mundial de 1986 falleció en su vivienda de las afueras de Buenos Aires, donde se había recluido para recuperarse de una operación de edema craneal el pasado 3 de noviembre. Había cumplido los 60 años hace apenas un mes.

Al pasar ante el ataúd, los visitantes arrojaron flores y camisetas de fútbol de diferentes clubes por encima del largo parapeto que los separaba del ataúd cubierto por una bandera argentina.

Una de las camisetas que se desplegaba sobre el féretro con los restos de Maradona era la de Boca — el club de sus amores — la cual llevaba inscritos su nombre y el número 10.