Barcelona remonta a la Real Sociedad Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Barcelona remonta a la Real Sociedad

El club catalán venció 2-1 a los de San Sebastián en la liga española.

El Barcelona sumó su segunda victoria consecutiva en casa, nuevamente con sufrimiento, en un partido en el destiló buenas sensaciones en la primera mitad, en la que remontó, pero sufrió en la segunda ante el empuje de la Real Sociedad (2-1).

Los de Ronald Koeman ofrecieron una hora de buen fútbol, pero en la media hora final, los de Imanol Alguacil tuvieron el balón y cercaron la meta de Ter Stegen, que estuvo decisivo en una gran intervención en el minuto 84 a remate de Isak.

Fue determinante en la victoria Jordi Alba, autor del 1-1 y asistente en el 2-1. Ha tardado, pero Koeman parece que descubrió la fórmula para que su equipo juegue a buen nivel, aunque eso sí, no durante todo el partido y su equipo acabó pidiendo la hora.

En la primera hora del partido su equipo funcionó como un reloj, dominó la situación gracias al control del mediocampo, donde por fin recuperó el papel tradicional de los centrocampistas en el juego del Barça, faceta en la que lució Frenkie de Jong, pero también Pedri, que formó una gran sociedad con Messi.

Koeman responsabilizó a cada uno de sus jugadores en el uno contra uno y el Barça firmó una de los mejores 45 minutos del curso. Además atrás, con la presencia de dos jugadores jóvenes como Mingueza y Araujo, el equipo se sintió seguro, aunque para ello tuvo que remar a contracorriente, porque la Real fue la que se adelantó en el marcador.

Desde el principio, los azulgrana se sintieron cómodos saliendo por la izquierda, con Alba y Braithwaite. La primera aproximación fue un buen remate de Griezmann (min. 8). La Real no se sentía cómoda, no salía desde atrás y apenas llevaba al campo contrario con opciones.

En ataque, el binomio formado por Pedri y Messi generó mucho fútbol. Además, De Jong se sintió liberado por una vez y mostró destellos de aquel gran jugador que fue en el Ajax. Busquets lo barría todo en la medular y permitía llegadas desde la segunda línea de cualquiera de los medios, también de Griezmann y de Braithwaite.

Messi jugó un papel fundamental en la generación de juego, pero no estuvo acertado. Remató alto en el 23, Alba no acertó en el 25 y en la primera gran oportunidad de la Real, los de Imanol Alguacil marcaron.

Fue en una jugada con muchas dudas en defensa del Barça, en la que los donostiarras no perdonaron. No acertó Pedri y permitió la acción de Portu, que puso el balón sobre William a centímetros de la línea de gol (0-1, min. 28).

En otras circunstancias ese tanto hubiera hundido a los azulgrana, pero hoy no y además, tardó muy poco en equilibrar la situación.

Cazó Alba un balón en la frontal y con la derecha situó el balón en la escuadra de la meta de Remiro (min. 31). Espabiló la Real tras el empate, pero el Barça se sintió fuerte. Griezmann tuvo el 2-1 tras una gran recuperación y un remate al travesaño, Braithwaite tampoco acertó en el 38, pero en el 43, una asistencia de Alba permitió a de Jong, llegando desde tras, anotar el 2-1, en una jugada inicialmente anulada por fuera de juego, pero validada por el VAR (min.43).

En la segunda mitad, el partido fue otro. La Real salió con otra mentalidad, tuvo más el balón y controló el juego, pero las mejores ocasiones fueron para los azulgrana, sobre todo en los primeros minutos.

Messi no acertó en una acción a la contra en superioridad y Griezmann pudo decidir el partido en dos ocasiones muy claras, en la primera solo tenía que empujar el balón, pero no fue capaz, y en la segunda se encontró con una gran Remiro que detuvo el remate cercano.

Alguacil puso más madera con la entrada de Isak y Koeman respondió metiendo en juego a Aleñá y Trincao por Busquets y Griezmann; y el partido estaba cada vez más al lado de los donostiarras.

La amenaza con dos delanteros (Isak y William José) tensionó el eje central defensivo local y el balón ya no era del Barça y volvieron a aparecer las dudas. Entró Pjanic por Pedri, que había salvado una ocasión clarísima de gol por parte de Isak (min. 73) y aún más clara la tuvo el sueco en el minuto 84, en una acción en la que Ter Stegen salvó a su equipo.

Al final, el Barça se llevó el partido y remontó el partido, algo que no había conseguido desde hace mucho tiempo.